«Primero creamos nuestros hábitos y después nuestros hábitos nos crean a nosotros»

John Dryden.

Nuestro estilo de vida de hace apenas 10 días, ya no existe. Seguro que volverá, pero es incierto cuándo. Todos nosotros nos encontramos ante un escenario novedoso para el que tendremos que reorganizar nuestras rutinas de los próximos días, semanas o incluso meses.

¿Cómo estaremos dentro de 3 meses? Cuando esta crisis pase, que esperemos que sea lo antes posible, ¿cuánto nos habrá afectado en nuestra calidad de vida? Es cierto que hay muchas incertidumbres, desde las sanitarias, las laborales o las económicas. Pero hay algo sobre lo que sí podemos actuar, y es sobre cómo diseñar nuestras rutinas y hábitos sobre las que vamos a sustentar nuestro estilo de vida de las próximas semanas.

Por delante, decenas de nuevas decisiones a tomar. Si antes eras de desayunar rápido porque salías corriendo a trabajar, ahora que vas a tener mucho más tiempo, ¿qué vas a hacer, qué decisión vas a tomar? Ni idea, sería la respuesta más común. Seguir con el mismo desayuno, duplicarlo en cantidad porque tienes más tiempo, reducirlo porque vas a moverte menos, explorar nuevas alternativas… En los próximos días te vas a enfrentar a decenas de decisiones como estas, probablemente sin darte cuenta. Tomar una dirección u otra marcará tu composición corporal, tus molestias de espalda o tu estado físico o energético de tu versión futura. Hay decisiones mucho más urgentes en esta crisis que hacer unos abdominales, pero recuerda que cuidarse sigue siendo muy importante.

Qué difícil es crear una buena rutina y qué fácil es perderla, ¿verdad? Nos encontramos ante un escenario en el que, en esta primera semana, vamos a tomar decisiones, vamos a crear las rutinas sin darnos cuenta, y dentro de tres meses seremos consecuencia de ellas. Esto sucederá con el entrenamiento. Sabemos que no estás acostumbrado a entrenar en casa. Sabemos que no será fácil, no por la dificultad técnica de los entrenamientos con los que te vamos a acompañar en las próximas semanas, sino por la dificultad de crear nuevos hábitos.

Durante estos días, te iremos ayudando con diferentes consejos y herramientas para que este escenario tan especial no afecte a tu calidad de vida. Sabemos que el ejercicio y la alimentación son unas poderosas generadoras de bienestar. De esta vamos a salir, cuidarnos nos hará más positivos, ¡este virus no va a poder con nosotros!

 

¡Es momento de actuar. Pasemos a la acción!

 

Sabemos que eres un excelente deportista, pero en los próximos días te enfrentas a diferentes obstáculos, que poco tienen que ver con la fuerza, la flexibilidad o la resistencia aeróbica. Por delante nos encontramos tres obstáculos invisibles que requieren superarse para que esta época de crisis no afecte a tu estado de físico. Crear el hábito de entrenar en casa tiene sus particularidades, estas son las bases que te harán reinventarte en esta época de fuertes turbulencias.

Pincha en los links para saber más sobre éstos 3 obstáculos invisibles a la hora de crear una rutina saludable en casa:

Protégete del aislamiento social

Crea un buen espacio para entrenar

Lidera racionalmente tu nueva rutina.

 

 

 

Leave A Comment