Tras haber entendido el primer obstáculo (Protégete del aislamiento social) que nos encontraremos durante estos días, semanas o meses (pincha aquí si aún no lo has leído), hablaremos ahora de la importancia de crear un espacio adecuado para entrenar y tener éxito.

Nuestro cerebro tiene que tomar muchas decisiones en los próximos días. Estamos creando muchas rutinas ante el nuevo escenario de vida, y la mayoría de las rutinas se crean inconscientemente. Nuestro cerebro tiende a tomar decisiones emocionales y rápidas, porque son más fáciles que las decisiones racionales. Ante un escenario nuevo como entrenar en casa, nuestro cerebro buscará cualquier excusa para no entrenar. Sí, no solo te pasa a ti, ¡nos pasa a todos!

Tener muchos juguetes estorbando en el salón, ver desde donde entrenas que los platos están sin fregar o tener mucha ropa en la silla de la habitación de la plancha que será la zona de entrenamiento, generan en nuestro cerebro mucho atasco. Y ante el atasco, el cerebro justifica la pereza y la desidia rápidamente. Escoger un espacio lo más amplio posible, lo más limpio posible, con el menor número de distracciones posible, es una gran estrategia.

Recuerda que éste tiempo de entrenamiento es un tiempo para ti en estas semanas de locura. Dedica unos minutos a crear un espacio en el que sientas que hay armonía. No va a ser fácil. Como verás, la dificultad para mantener el ritmo de tu cuidado personal no será la dificultad física de los entrenamientos, sino la energía que requiere, y los impedimentos que nuestro cerebro nos genera de cara a adoptar nuevas rutinas conscientes. 

En el siguiente post, hablaremos de cómo liderar racionalmente ante la adopción de una nueva rutina ¡Pincha aquí si no te lo quieres perder!

2020-03-16T21:37:31+02:00 marzo 16th, 2020|Categories: Ejercicio y salud|0 Comments

Leave A Comment