En el anterior post hablábamos de tips relacionados con los dulces navideños. Ahora, es momento de centrarnos en algunos consejos para disfrutar con nuestros familiares con o sin alcohol, y otros para saber cómo mantener esa alimentación consciente con las frutas y verduras, tan olvidadas en estas fechas. ¡Allá vamos!

QUE LO OCASIONAL NO SE CONVIERTA EN HABITUAL: ALCOHOL

Es habitual que Diciembre se convierta en un mes algo descontrolado en ambos aspectos. No es un problema de calorías, ni tampoco vamos a enfermar por tomar una cerveza. Lo más peligroso es el abuso de éste de forma continuada y sin consciencia de que estamos abusando de él. El término ocasional es muy variable, y en cuanto al alcohol más aún. Una persona que no suele tomar alcohol nunca, te dirá que bebe algo de alcohol cuando se toma una cerveza cada dos semanas. Una persona que bebe habitualmente te dirá que no bebe mucho refiriéndose a una cerveza al día y un par de copas el fin de semana cuando sale.

Una persona que no bebe alcohol nunca, suele mantener esta pauta también en los días de fiestas y, quien bebe habitualmente, lo va a hacer igual durante las Navidades. El detalle está en las personas que beben de forma más esporádica y que son los que más incrementan su consumo respecto a su vida normal. El mes de Diciembre es muy largo y conociendo que hay varios días en los que probablemente vayamos a consumir algo de alcohol, (y quizás algunos días más que algo) deberíamos tomarnos los días que no tengamos eventos, como días normales de nuestra vida. ¿Por qué tomar una cerveza un lunes día 17 de diciembre? ¿O un jueves 27 de diciembre? El hecho de que sean fechas navideñas no debe afectar a nuestra rutina de un día normal. Si vamos a consumir alcohol que sea siendo conscientes de qué, cuándo y por qué lo vamos a hacer.

ALGUNOS CONSEJOS DURANTE ESTE MES:

Como consejo, para las cenas y eventos en Navidad, siempre dejar varias jarras de agua en las mesas, y tener las cervezas o el vino en la cocina. De este modo no tendremos siempre delante la opción y beberemos menos alcohol y más agua. Para después de la cena, no dejar todas las botellas de destilados sobre la mesa, dejar aparte para quien lo desee se tome alguna copa, pero al igual que con las cervezas, no tener la opción siempre delante.

QUE LO HABITUAL NO SE CONVIERTA EN OCASIONAL: FRUTAS Y VERDURAS

Al contrario que pasa con los productos menos saludables (dulces y alcohol), el consumo de frutas y verduras en el mes de Diciembre y, especialmente en las comidas de los días festivos, decae respecto a los demás meses. ¿Es necesario “descansar” de comer verduras? ¿Debería perder fuerza su consumo durante las fiestas?

La respuesta a esto depende de cada uno. Es predecible que una persona que nunca toma verdura, ni le gusta, ni está acostumbrado a consumirla, se decida a tomarla durante la Navidad y días especiales de comidas y cenas. Sin embargo, es habitual ver que aquellas personas que las tienen bien introducidas en su alimentación diaria, reducen su consumo durante las Navidades; ya sea porque van con sus familias y allí no lo suelen tomar, porque no hay buenas opciones en los menús de restaurantes o simplemente, porque entran en un ciclo de malas decisiones que hacen “aplazar” su estilo de vida saludable habitual hasta que acaben las fiestas para recuperar su control.

ALGUNOS TIPS:

Como consejo: intentar siempre incluir platos vegetales en vuestros menús, ya sea en vuestra casa o en casa de algún familiar, algún entrante a base de verduras, guarniciones y frutas en el postre. También es interesante rellenar las carnes de vegetales para los platos principales.

¿Te has quedado con ganas de más consejos en cuanto a la alimentación? ¿Quieres liderar tu mente conscientemente y olvidarte de la palabra ‘dieta’ para siempre?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros y, si quieres seguirnos de cerca:

Instagram: @Saludando

Facebook: @Saludando

Linkedin: Saludando