//El fin no debería justificar los medios a la hora de hacer dieta.

El fin no debería justificar los medios a la hora de hacer dieta.

¿Estás intentando bajar de peso y hacer dieta?

¿intentando poner sentido a tus hábitos porque te preocupa tu salud?, o simplemente ¿buscando la forma de tener más energía durante el día?

Qué duda cabe, alrededor de la alimentación hay todo un campo por desarrollar, toda una pieza angular sobre la que pivota tu salud y tu bienestar. Porque cuando se come bien, se tiene más energía, y se es más activo, y se duerme mejor, y se es incluso más positivo, y el ciclo empieza de nuevo, se come mejor, se tiene más energía, etc. se entra en el Circulo Virtuoso.

Sin embargo, vaya rollo esto de hacer dieta, ¿no?, qué sufrimiento, ¿no podrían llamarlo de otra forma? “Hacer Régimen”, y en el papel de dictador… el Nutricionista, y en el papel de pueblo reprimido, cualquier humano que debe decir ¡no! a las terracitas en verano, ¡no! a los cumpleaños, ¡no! a las bodas, y ¡no! a las pizzas de cena con los niños, porque “es que ellos no están a dieta, que culpa tienen”.

Afortunadamente, este discurso está evolucionando, y de régimen nada. Comer bien, saludable y sostenible te permite ir de terrazas, cenar pizza y disfrutar de los cumpleaños, pero desde unas bases diferentes a las actuales.

¿Quieres un enfoque diferente a la hora de hacer dieta?

Sigue leyendo y no te pierdas tampoco  5 enfoques para un nuevo estilo de alimentación.

Pero primero, si estamos de acuerdo en que el “régimen” es insostenible a largo plazo, ¿por qué seguimos acudiendo a esta especie de remedio milagroso? Porque los humanos vivimos bajo la tiranía de lo rápido. A nuestra mente lo rápido le encanta, “quiero bajar 3 kilos” y aunque sea un sufrimiento, ¡que sea rápido!

Por eso triunfan reclamos como “baja 3kg en 1 semana con la dieta de la alcachofa”, o “baja 4 kg en 2 semanas con la dieta de los astros”. Somos buscadores empedernidos de gangas, pero no te sientas mal, nos pasa a todos, a algunos en las dietas, y a otros en la ropa.

Seamos estrategas. Párate y analiza globalmente antes de una decisión impulsiva, tener más delanteros en tu estrategia no te asegura ganar el partido.

Las soluciones rápidas son muy a menudo un bucle vicioso, porque no contempla los medios.

El “fin justifica los medios” es un sin sentido a la hora de establecer una alimentación para toda la vida, porque la alimentación es también social y emocional, y bajar de peso en un escenario aislado como irte a la “isla de los famosos” te ayudaría a bajar de peso, pero no te ayudaría a mantenerlo en tu rutina diaria. Es fundamental que el proceso de un nuevo estilo de vida comiendo sea atractivo, multienfoque y sostenible en tu rutina diaria, sino, es probable que tras un periodo de mucho esfuerzo por cumplir con el régimen, vuelvas al peso inicial sin darte cuenta.

Si quieres no volver a hacer dieta, entendiendo la palabra dieta como “dieta restrictiva”, “dieta sufridora”, “dieta asocial”, “dieta sota, caballo y rey”, es fundamental ver la alimentación con perspectiva.

Porque en la alimentación no solo influye el alimento que tienes delante, sino que hay otros aspectos como la presión social, la industria de la alimentación, tu personalidad, e incluso tu estado emocional. Ser capaces de elevar a nuestra consciencia estos 4 elementos, además del conocimiento sobre los alimentos, es fundamental para guiar con sentido nuestra dieta, entendida como nuestra rutina alimentaria.

No más dietas con vendas en los ojos, no más hacer dieta milagro como la solución definitiva.

El problema es multifactorial y se requiere de una reflexión filosófica sobre tu estilo de vida. Quizás sean más lentos los resultados, pero son mucho más sostenibles.

Y recuerda, que la salida está a menudo hacia dentro, créetelo, eres tu mayor líder, y tu mayor reto.

By | 2018-04-30T16:15:56+00:00 abril 30th, 2018|Categories: Experiencias Saludando|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment