EL TRIATLÓN TAMBIÉN ES PARA TÍ.

  

  

Dicen que una imagen (o varias en este caso) vale(n) más que mil palabras, pero a veces, esas imágenes, perdónenme que cambie el sentido de la frase, son las mismas que se merecen miles de palabras. Las imágenes, o más bien, los protagonistas de ellas. Esos, se merecen miles de palabras.

Esfuerzo, equipo, superación, pero sobre todo satisfacción. Estas son las palabras que definen la jornada del pasado domingo 8 de septiembre en el pulmón verde de la ciudad de Madrid, la Casa de Campo. Allí se celebró el Campeonato de Madrid de Triatlón por equipos. Un escenario perfecto donde nuestros grandes protagonistas han disfrutado de un entorno natural y deportivo, con unas vistas maravillosas.

   

Son las 9 de la mañana y desde el propio Lago podemos observar las torres de Plaza España de Madrid. Lejos. Casi acariciando el cielo. Justo, donde cerca de 800 triatletas, de todos los niveles y de todas las edades, pusieron su meta, su reto, su destino, bien arriba, donde los sueños se hacen realidad. Sueños como superarse a uno mismo, liderar una mejor versión, verse y ser capaz de lo que uno se proponga.

Las nubes, sin embargo, bajas, dejan entrever el sol, y poco a poco vamos entrando en temperatura. Y, es que… señores, hace falta, que hay que empezar por meterse en el agua y realizar el segmento de natación. Una vuelta de 750m nadando y a coger directamente la bicicleta. Tres vueltas más, unos 20km, con un circuito entre árboles y muy divertido. Con tiempo para apretar los dientes en la cuesta de garabitas, y de ponerse a rueda en las rectas de aproximación a la zona de transición. Nos bajamos con las piernas duras, fallo típico de entrenar poco las transiciones, y seguimos corriendo 5km para llegar al final.

Así contado, la verdad que ni tan mal, ¿no? Pues, ojito. Tienen un mérito que no les cabe en el pecho. Tampoco el corazón. Se les ve desde fuera que lo tienen muy grande. Ya por no hablar del tamaño de los tríceps o cuádriceps de alguno que vimos por allí. Vaya deporte, sin complejos, la gente se pasea por el área deportiva con el torso al descubierto. Si no te lo explican antes de venir, uno se pensaría otra cosa.

165 equipos fueron los que llenaron Casa de Campo de vida, pero de los allí presentes, aproximadamente 140, no iban a intentar ganar nada, sino simplemente a competir contra ellos mismos. Esa es nuestra filosofía en @saludando y en @triatlontritón.

– Eres tu mayor reto, eres tu propio líder. Desde ahí parte todo.

   

Si hablamos de triatlón, no tenemos por qué referirnos a él solamente como un deporte individual, sino como un deporte que verdaderamente implica la palabra equipo. La unión hace la fuerza, así se recoge en la moraleja de la fábula de Esopo y así es. No hay más que verlos. Queda totalmente demostrado.

  

En este triatlón no gana quién mejores triatletas tenga en su equipo, sino aquel equipo que mejor sea capaz de disimular algunas de las debilidades de sus miembros.

   

Todo un orgullo y emoción.

Y como siempre, nos quedamos con las ganas de volver a escuchar:

¡Triatletas, a los puestos de salida!…

¿Tienes ganas de seguir evolucionando? ¿Todavía no has hecho tu primer triatlón? ¿Estás aburrido de entrenar sólo?

Ven a entrenar con nosotros.

Instagram: @saludando 

Facebook: Saludando

 

2019-09-12T16:45:13+00:00 septiembre 11th, 2019|Categories: Experiencias Saludando, Ejercicio y salud, La Actitud como Medicina|0 Comments

Leave A Comment