Como ya hemos comentado en post anteriores, el sueño es parte de nuestro bienestar, si no descansamos bien y nos permitimos ese reseteo físico y emocional que es el sueño, no podremos estar al cien por cien y eso acabará repercutiendo en nuestra salud.

Durante estas semanas hemos querido darte claves para que poco a poco vayas tomando las riendas de tu descanso a través de pequeños o grandes cambios que van a marcar la diferencia.

Cosas en las que quizás no hayas reparado, o que te parecen obvias, pero que si sigues estas pautas, vas a notar que descansas mejor solo con ajustar unas pocas cosas en tus rutinas.

¿Merece la pena, verdad?

Pues empezamos a comentar las condiciones ambientales que marcarán la diferencia a la hora de dormir.

  1. Procura que la habitación esté bien ventilada por la noche. Es importante, ahora más que nunca ventilar bien las habitaciones un rato por la mañana o incluso antes de irnos a dormir.
  2. Una temperatura entre 19- 22ºC y más bien fresca, es la más adecuada para dormir. No abuses de la calefacción en invierno. A veces se acumula demasiado calor en la habitación por haber tenido la calefacción puesta todo el día y acabamos muy acalorados entre el nórdico y el pijama.
  3. Como ya hemos comentado en el punto anterior, quizás sea mejor dejar el pijama de felpa desterrado de nuestra vida si queremos dormir bien. Utiliza ropa de cama ligera, de fibras naturales o de algodón que sean transpirables y regulen a ser posible la temperatura.
  4. Un buen colchón y una almohada apropiada son elementos básicos. Revisa la edad de su colchón, y si tanto tu colchón como tus almohadas son cómodos.
  5. Utiliza la cama exclusivamente para dormir, mantener relaciones sexuales o recuperarse de la enfermedad. Nunca para comer, ver TV , trabajar, etc. Eso de comer en la cama, fumar en la cama o incluso estudiar antes de dormir va a provocar que luego duermas mal. Es mejor dividir los espacios en la medida de lo posible.
  6. Si tienes problemas respiratorios, duerme de costado y eleva ligeramente la cama mediante cojines. Realiza una limpieza de las vías respiratorias. Si sufres de reflujo alza la cama de modo que el cabecero esté por encima de los pies.
  7. Procura que el ambiente de la habitación sea tranquilo, sin ruidos ni intromisiones. Si hay ruido utiliza tapones.
  8. Mantén oscuridad total para dormir o en su defecto usa un antifaz. Hay gente que prefiere que la luz de la calle penetre por la ventana, pero es preferible si sufres problemas para dormir que tu entorno sea silencioso y con poca luz.
  9. Si te levantas en mitad de la noche utiliza una pequeña linterna de luz tenue, nunca un led brillante.
  10. Preferentemente elimina el teléfono de la habitación para evitar la hipersensibilidad sensorial detectando encendido de pilotos de notificaciones o ligeras vibraciones. En todo caso usa la función “modo avión”. Sabemos que es difícil colocar el teléfono en otra habitación, porque seguro que es tu despertador, pero podemos hacernos con un pequeño despertador y dejar el móvil en el salón.
  11. Elimina las pequeñas fuentes de luz provenientes de móviles, despertadores, pilotos de encendido.
  12. El aceite esencial de lavanda tiene efectos relajantes, ansiolíticos, demostrados vía olfativa. Utilice una gota sobre la almohada o un difusor.

El dormir mal afecta a todas las facetas de nuestra vida, a nuestro buen o mal humor, al modo en que enfrentamos los retos de nuestro día a día , nuestras relaciones personales o laborales, a la vitalidad de nuestro cuerpo, a nuestra concentración.

Hay muchas cosas en las que no reparamos pero que el no haber tenido un descanso suficiente influyen directamente. El que comamos mal porque el cuerpo nos pide chutes de energía, el beber mucho café, el estar muy cansados, el estar irascibles o de mal humor, son, entre otras muchas cosas, aspectos que nos indican que nuestra higiene del sueño ha sido deficiente y que deberíamos prestarle mas atención.

Esperamos que os haya servido este ciclo sobre higiene del sueño y os haya dado ideas y pautas que mejoren vuestro descanso y calidad del sueño. Cualquier duda o comentario, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¡Feliz semana equipo!